All rights reserved 2015 - 2018
Sus Inicios

Los inicios del carnaval de Oruro fue a fines de la década de los cuarenta y a
principios de los años cincuenta, varias personas con una gran inquietud, entre
ellas periodistas y escritores, se ocuparon de observar e indagar sobre el
carnaval de Oruro y el Papel que desempeñaban en ese entonces las
agrupaciones folklóricas existentes, las mismas que eran bastante escasas en
número.

En aquellas épocas existieron varias dificultades para que las agrupaciones
folclóricas pudieran participar del Carnaval libremente y sin restricciones, ya que
por decisión del gobierno municipal de ese entonces, las agrupaciones no
podían ingresar a la plaza Principal “10 de Febrero” y menos pretender realizar
fiestas u otras actividades en los principales clubes sociales, ya que estas
agrupaciones, eran conceptuadas como manifestaciones populares.

Las autoridades de aquellas épocas, cometían un grave error, pues los Alcaldes
y Prefectos conservadores, no quisieron observar objetivamente el inmenso e
importante contenido de estas manifestaciones, las mismas que, constituyen la
verdadera esencia del alma regional, hoy, motivo de orgullo de nuestro
país.

El año de 1952, un alcalde decidió tomar bajo tutela de la Municipalidad la
organización del carnaval de Oruro, promulgando una Ordenanza, la misma que
tuvo éxito, ya que incentivo la participación como observadores de un gran
número de turistas y curiosos, que fueron llegando año tras año a la ciudad de
Oruro.

Como vimos, el carnaval de Oruro, en un principio fue organizado por los
representantes de los diferentes grupos folklóricos.
Virgen del Socavon (Virgen de la
Candelaria) Oruro - Bolivia
Historia del Carnaval de Oruro "Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad”
Danza de los Tobas
Originario de Bolivia
Posteriormente la organización de esta fiesta, pasó a la tutela de los
gobiernos municipales, en ambos casos no se contó con una buena
organización que promoviera los valores culturales de esta festividad.

En fecha 19 de enero de 1963, se reunieron los presidentes y
representantes sé todas las agrupaciones folklóricas que participaban en el
carnaval de Oruro, estos fijaron los principales objetivos, las metas, creando
un plan de trabajo y organizaron la Asociación de Conjuntos del  Folklore de
Oruro.

El primer directorio de la ACFO, fue presidido por el Sr. Antonio Avendaño
Chávez, quien era también miembro directivo de la “Diablada Artística Urus”.
el carnaval de Oruro fue siempre  majestuoso, lleno de colorido, una
expresión cultural viva, simbiosis de lo religioso y lo tradicional ó autóctono,
fue siempre espectacular; pero no fue una atracción de multitudes, pues era
considerada más una fiesta de carácter local, esto debido a su
manifestación religiosa hacia la Virgen del Socavón.

El carnaval fue entonces una expresión de danzas, ritos y tradiciones que se
habían arraigado en todos los habitantes de la ciudad. Los visitantes que
espectavan las entradas del carnaval eran muchos, las fraternidades que
participaban en esta entrada eran pocas.
En  los años cuarenta, los conjuntos folklóricos participantes en esta fiesta, representaban a las diversas provincias del
departamento, las agrupaciones consideradas citadinas tenían lugar especial, hasta de privilegio en la Entrada del Carnaval. Lo
atractivo del Carnaval de Oruro es  la tradicional danza de la Diablada que es originaria de Bolivia. Que por entonces no contaba
con tantas fraternidades que realizaran esta danza. La “verdadera Diablada”, estaba compuesta por gente de clase media baja,
es decir mineros y carniceros, estos hacían un gran espectáculo en el carnaval. Junto a las agrupaciones participantes en esta
fiesta, en una caravana de animales, mulas, toros, asnos y llamas cargaban platería camino al socavón.
Danza de la Diablada
Originaria de Bolivia
El símbolo de esa riqueza mineral venía del coloniaje, cuando se
ostentaba la riqueza de la orfebrería, la cual quedaba lejos de la
realidad popular, pues era el gene minero de alto rango (dueños,
gerentes, capataces y otros jerarcas) la que hacía su ingreso en
corceles cuyas bridas y monturas eran de plata. Los mineros y
mañazos eran reconocidos por el público, como los más hábiles
en la ejecución  de las danzas, aunque la coreografía de entonces
no era refinada, impresionaban al  público por los saltos y pasos
que parecían acortar el camino al Socavón.

En el Socavón los bailarines se quitaban la máscara y entraban de
rodillas hasta la imagen venerada, donde pedían perdón por los
pecados cometidos. El domingo estaba destinado a los “relatos”,
con los cuales se daba a conocer la esencia de la tradición
folklórica mientras las danzas, ya aisladas, continuaban por las
calles de la ciudad.

El día lunes todo volvía a la calma, cuando ya en las minas se
procedía a la víspera de la “challa” y la repartija de “tinka” a los
trabajadores del subsuelo. Un enorme pañuelo envolvía
serpentinas,  mixtura, confites y algo de dinero según el rango del
trabajador. Entonces, con ese soporte, los mineros continuaban la
fiesta hasta el domingo de tentación, que entre ritos religiosos,
representaciones paganas, sacrificios de “sullus” y penitencias al
calvario, desbordaban entusiasmo en un día tan especial en la
zona sur de la ciudad, en un valle en las alturas llamado Agua de
Castilla.

Una vez finalizada la fiesta, todo volvería a la tranquilidad, para
realizar el recuento de la tradicional  fiesta y la esperanza de un
año mejor en la producción de minerales. Ya todo quedaba bajo la
mirada divina de la Virgen del Socavón, hecha imagen de los
socavones.
Carnaval Actual

Primer Convite
El primer convite coincide con el primer ensayo y organización de los
grupos folklóricos y se efectúa el primer domingo de noviembre
después de la festividad de  "Todos los Santos". Luego del ensayo los
danzarines se dirigen al Santuario del Socavón y en presencia del
párroco, ante el altar de la Virgen prometen solemnemente bailar por
tres años consecutivos en su honor, algunas veces en agradecimiento
por alguna gracia con seguida o implorando un favor especial.

Un fondo musical de sentidos temas (yaravíes o boleros de caballería)
instan al recogimiento y la meditación dentro de un marco de
solemnidad. La bendición que es impartida en forma individual por el
sacerdote que recibe la promesa, pone el punto final a esta ceremonia.
Veladas

A partir del primer convite hasta la llegada del Carnaval los días sábados de cada semana
se realizan las "Veladas" que consisten en actos preparados con devoción ofreciendo
rezos a la Virgen del Socavón implorando su bendición alternado con una costumbre
autóctona muy original que es la "Pijchada" (masticar hoja coca) o manifestación de la
coca (Hoja sagrada del indígena), además de fumar cigarrillos y beber ponches.

Por la crisis económica en los conjuntos se aprovecha de las “veladas” para recaudar
fondos brindando un espectáculo con números musicales coreográficos, etc.; y rifas de
objetos donados por los socios, todo esto con muy buen resultado, ya que los fondos así
recaudados ingresan a la caja común para solventar algunos gastos.
Segundo y Último Convite

Testimonio y afirmación de la promesa hecha en el primer convite y se
efectúa una semana antes del carnaval caracterizándose por la
adecuada preparación de los conjuntos.

Desde hace algunos años, él último convite ya se efectúa en forma
ordenada siguiendo un rol y ruta establecida, constituyendo un digno
preámbulo de la fabulosa Entrada del sábado de Carnaval, luciendo los
danzarines vistosos trajes de ensayo y exhibiendo atractiva coreografía.

Después de meses de ensayos, recorridos y participación  en el primer
Convite, las distintas fraternidades se preparan  para participar en el
último convite que se lleva a cavo todos los años un domingo antes de
la entrada del Carnaval.

Este Convite se realiza danzando por las diferentes avenidas por donde
se llevará a cabo la fastuosa entrada el día sábado de Carnaval. El
recorrido culmina con la llegada de todos los danzarines de rodillas al
altar de la Virgen del Socavón para reafirmar de esta  manera la fe y
devoción  profesadas, es en este lugar donde los danzarines nuevos
que aún no realizaron su promesa en el primer convite, la realizan,
prometiendo dedicar su danza por tres años a la
Virgencita.

Es en este momento sublime en el que se produce el reencuentro con
la fe, donde todos y cada uno de los danzarines creyentes hallan el
significado, el objeto y fin de la danza.
El Carnaval

Oruro aguarda con  inquietud el momento de iniciar el carnaval con la
siempre multitudinaria presencia del público que asiste a esta fiesta
cultural. Los espectadores del carnaval son personas de nuestro país, así
como visitantes de países vecinos que llegan a Oruro, también  llegan
visitantes de otros continentes como Asia  y Europa, Estados Unidos para
presenciar el mayor carnaval folklórico de América Latina y el Mundo.

Es frecuente ver en esta fiesta, una enorme cantidad de fotógrafos y
comunicadores, con el afán de  cubrir este gran evento internacional para
difundir su contenido de danza y tradición. Con el paso del tiempo el
carnaval de Oruro adquiere mayor prestigio, pues la organización del
mismo, su difusión  y el contenido cultural le dieron y le dan inmensa fama
en todos los rincones de nuestro país así como  en el  exterior.
Viernes
El día viernes  por la noche, antes del carnaval, la mayoría de las fraternidades que participan en esta fiesta, realizan la última
velada en
honor a la virgen del socavón, también  se realiza en las principales calles y avenidas de Oruro la tradicional verbena.

Sábado
La entrada del sábado de carnaval, es la peregrinación que hacen los conjuntos y fraternidades folklóricas hacia los pies de la
virgencita del socavón, en expresión de fe y religiosidad  mestiza. En este día, los bailarines por la fe que practican, no deben
consumir bebidas alcohólicas, pues dedican enteramente  su danza a la virgencita mostrando a su vez el amor a la danza y
costumbres de nuestro querido país Bolivia.

Domingo
El domingo de carnaval se lleva a cabo una segunda entrada, efectuando el mismo recorrido del día anterior, esta segunda
entrada es ya la fiesta del carnaval, donde todas las agrupaciones danzan por diversión, mostrando alegría y entusiasmo. Tanto
el día sábado como el día domingo por la noche, las agrupaciones participantes, generalmente organizan sus fiestas, donde
dan rienda suelta a la sana diversión.

Lunes Y Martes
El día lunes en la plaza principal se lleva a cabo una demostración, la espectacular danza tradicional de la Diablada muestra la
lucha del bien y el mal con la representación de los 7 pecados capitales, en un show sin precedentes, por la tarde se realiza  la
cacharpaya, culminando la fiesta con la challa el día martes de carnaval.
OBRA MAESTRA DEL PATRIMONIO ORAL E INTANGIBLE DE LA HUMANIDAD

Por la gran riqueza cultural, folklórica y originalidad de bailes y danzas que
posee el carnaval de Oruro y Bolivia, es que la Dirección Nacional de
promoción cultural de nuestro país, logra que la UNESCO reconozca que los
bailes presentados en el Carnaval de Oruro y otras fiestas del país, tienen
raíces y origen Boliviano nombrando a la majestuosa entrada del Carnaval
de Oruro “OBRA MAESTRA DEL PATRIMONIO ORAL E INTANGIBLEDE LA
HUMANIDAD”, de esta forma se reconoce las tradiciones de contenido social
y cultural, pues el carnaval de Oruro por su esencia, riqueza y significado, es
un tesoro del continente y del mundo.

HAY QUE SALVAR LO NUESTRO CONOCIÉNDOLO

De un tiempo a esta parte, la mayor parte de las manifestaciones folklóricas
culturales de nuestro país, en particular aquellas que se presentan a través
de la danza en el carnaval de Oruro y otras festividades similares, han sufrido
una grave distorsión en varios aspectos de su esencia, esto debido a la
ignorancia y falta de respeto que poseen muchos componentes de estos
conjuntos folklóricos que ejecutan las danzas típicas.

Como ejemplo: Antes de tomar un empleo determinado, una persona debe
enterarse de que trata el mismo, si es apto para desempeñar esa función,
averiguar los horarios, la paga, etc. Como en el ejemplo lo mismo sucede o
debe suceder cuando una persona pasa a integrar una agrupación  de danza
folklórica, debe cerciorarse de que es lo que esta danzando, buscar las
raíces de la danza, el origen y significado, su historia, etc.
De no hacer así, el mismo cae en la ignorancia, desconociendo la danza, en
su interpretación, en su vestimenta, coreografía y música, sin saber el
porqué de estas.

Esto motiva a que nos identifiquemos con nuestro folklore y tengamos pleno
conocimiento de lo que poseemos asumiendo defensa de lo nuestro frente
al despojo, la copia y el plagio de quienes ahora pretenden atribuirse como
propias estas expresiones netamente tradicionales  de nuestro país.