All rights reserved 2015 - 2018
Historia del Santuario (Iglesia del Socavon)
El Santuario de la Virgen del Socavón se encuentra en Bolivia, ciudad de Oruro, en
el altiplano a 3.700 metros de altura. El culto a la Virgen del Socavón aparece en las
últimas décadas del siglo XVI, es decir aproximadamente al tiempo en que se
iniciaba la veneración a la Virgen de Copacabana.

La imagen de la Virgen del Socavón fue pintada sobre un tapial, que existía en las
faldas de los cerros denominados "Pie de Gallo", desde los cuales se denominaba
el primer caserío de Oruro, correspondiente al actual centro histórico de la ciudad.

Parece haber sido inicialmente un simple nicho o una ermita, que en época
sucesiva imprecisa fue transformada en una modesta capilla.

Por la colindancia con las numerosas bocaminas existentes en el sector, de tiempo
inmemorial fue particularmente venerada por los mineros, que la consideran su
Patrona.

Una de estas bocaminas, comunicada con la red que unía los principales centros
de la montaña "Pie de Gallo", conservó por largo tiempo el nombre de "Socavón de
la Virgen", y la imagen se empezó a llamar "Virgen del Socavón
La capilla fue restaurada en varias oportunidades y ampliada.
Durante la segunda mitad del siglo XIX, encontrándose en estado
ruinoso, se estudió la construcción de un Santuario definitivo,
especialmente en vista a las celebraciones carnavaleras en honor
de la Virgen, que estaban tomando siempre mayores
proporciones. La obra se terminó en 1884. Su ampliación y
remodelación se llevó a cabo en los años 1986- 2000, por impulso
sobre todo de p. Alfonso Massignani, de la Orden de los Siervos
de María, familia religiosa que desde hace sesenta años asumió
el cuidado de Santuario.

La Virgen del Socavón ha sido declarada patrona de los mineros y
folkloristas. Es la meta de peregrinaciones a lo largo de todo el
año, sobre todo de parte de los pueblos del altiplano. Pero el
periodo de mayor concurrencia es el tiempo de Carnaval, en que
miles de danzarines bailan a la Virgen. El Carnaval de Oruro tiene
su originalidad justo en el hecho de ser no un simple desfile sino
una peregrinación a la Virgen del Socavón, haciendo revivir las
grandes tradiciones religiosas andinas integradas en la fe
cristiana. El 18 de mayo de 2001 la UNESCO proclamó el Carnaval
de Oruro como obra Maestra del patrimonio oral e intangible de la
humanidad